Chimeneas rusticas: un recuperador de calor aumentará su rendimiento

08 Mar 2012

Chimeneas rusticas: un recuperador de calor aumentará su rendimiento

Si Vd. tiene una chimenea rustica abierta, le aconsejamos que instale un recuperador de calor: ahorrará en calefacción, consumirá menos leña, podrá utilizar briquetas de biomasa para aumentar aún más el rendimiento y calentará más las estancias de toda la casa.

Hay muchos hogares que tienen una chimenea rustica y solamente la encienden muy de vez en cuando, como si se tratara de un capricho que uno sólo se puede permitir en fines de semana o por Navidad. Generalmente se piensa que las chimeneas ya no sirven para calentar, y no hay creencia más errónea, ya que una chimenea bien hecha, instalada adecuadamente y con un buen recuperador, no sólo es una fuente de calor muy importante, sino que es muy aconsejable para el ahorro de energía, según los expertos en energía y desarrollo sostenible.

Hay muchos hogares que desconocen esta realidad: su chimenea puede ser su mejor aliado para ahorrar energía y reducir considerablemente la factura de gas, gasoil o electricidad. Si Vd. tiene, por ejemplo, una chimenea de interior de refractario abierta tipo modelo Canigó, Montblanc, Montserrat, Tagamanent, etc., podemos incorporarle un recuperador de calor que aumentará su rendimiento más de un 55%, y llegará a recuperar hasta el 85% de la energía consumida. Esto le permitirá reducir las horas de funcionamiento de su calefacción, con el consiguiente ahorro que esto supone.

Aproximadamente un 80% de la energía que una chimenea tradicional (sin recuperador o insert) consume se escapa por el conducto de humos y sólo se recupera entre un 15% y un 20%. Los recuperadores de calor son unos aparatos que solucionan este problema. Gracias a la función de renovación del aire en el interior, no malgastan el calor que proporcionan. Con ellos se controla totalmente la entrada del aire y, por tanto, el ritmo de la combustión. Son aparatos que se incorporan a las chimeneas abiertas, de manera rápida, fácil y con resultados inmediatos. Además, no hace falta tener una chimenea nueva, ni reconstruir la que ya se tiene, simplemente hay que incorporar el recuperador de calor adecuado e instalarlo correctamente.

Escoger el recuperador de calor más adecuado y realizar una instalación correcta y profesional son dos factores clave para conseguir ahorro energético y económico. Además, los recuperadores de calor suponen una gran comodidad y un avance doméstico en seguridad. Asimismo, el asesoramiento de un profesional es necesario antes de decidirse a comprar uno. Lo más importante es escoger un modelo adecuado, de calidad y con unas prestaciones óptimas, sin olvidar el aspecto estético y los acabados idóneos para su chimenea.

Si Vd. tiene una chimenea rustica abierta, le aconsejamos que instale un recuperador de calor: ahorrará en calefacción, consumirá menos leña, podrá utilizar briquetas de biomasa para aumentar aún más el rendimiento y calentará más las estancias de toda la casa.

Aquí puede consultar todos los modelos de nuestros recuperadores de calor:
http://www.argemiprefabricats.com/es/productos/recuperadores-de-calor